cafe rotary endpolionow

¡En el día de hoy te invitamos a que te tomes con nosotros un café y apoyes nuestra campaña contra la Polio!

¡Tómate un tinto y apoya en erradicar la Polio!

Es muy fácil sólo debes contactarte con nosotros VIA WHATSAPP y adquiere un bono equivalente a una bolsa de 340 gramos por tan sólo $18.000 COP

Adicional nos puedes colaborar compartiendo estas imágenes en tus redes sociales o vía whatsapp/ facebook messenger:

¡También puedes ser un embajador@ con nosotros poniendo nuestra imagen CaféRotaryEndPolio sobre tu foto de perfil en facebook!

CAMBIA TU FOTO DE PERFIL EN FACEBOOK CON NUESTRO CAFÉROTARY ENDPOLIONOW

¡Anima a que otros se tomen un Café en este mes de Octubre!

Conoce la Liga de Las Abejas / The Honeybees League

BannerRotary_EN

Cada año miles de abejas desaparecen y con ellas los poderes que ofrecen para asegurar nuestra alimentación. Al mismo tiempo en mi comunidad nosotros los JÓVENES CAMPESINOS estamos sufriendo con la POBREZA y algunos rezagos de la VIOLENCIA. ¡Así como las abejas, cada vez somos menos jóvenes en nuestro CAMPO!

Mara_ESB

MARA vive en Córdoba, Bolívar y hoy con tu apoyo estaremos un paso más cerca de vencer a nuestro archienemigo POBREZA y a su vez evitar la EXTINCIÓN de nuestras super heroínas las ABEJAS.  Junto con la Fundación Planeta Rural hemos creado la LIGA DE LAS ABEJAS con la intención de recaudar fondos para la creación de un NEGOCIO SOCIAL a partir de la producción de miel y la conservación de las abejas. Somos 10 jóvenes rurales y nuestra meta es construir 120 Colmenas en los Montes de María. La venta de la Miel nos permitirá tener los ingresos suficientes para tener una vida digna en nuestro municipio. Te invitamos a hacer parte de la Liga de las Abejas, adoptando una colmena o parte de ella.  Adoptar significa que tu aportas los recursos financieros para comprarla, nosotros la cuidaremos y cosecharemos la miel.  Cuando alguien como tú adopta una colmena, 1.200 nuevas abejas llegan al planeta y éstas se irán multiplicando, dando vida en los siguientes 2 años y medio a 1 millón de abejas. Con más abejas en el planeta se polinizan los cultivos asegurando la producción de alimentos para tu mesa y la nuestra.

Más Información sobre esta Camapaña

¡El Club Rotario Bogotá Multicentro se unen como embajadores para apoyar a la Fundación Planeta Rural en esta causa! Ayúdanos a contribuir visitando el link de GlobalGiving: https://bit.ly/donate2beekeepingGG

 

 

 

Carta de la gobernadora mes de octubre 2019

Descarga Archivo Carta Mes Oct

Compañeros rotarios del Distrito 4281:

Mientras haya un solo caso de polio en el mundo, todos nuestros niños están en peligro. Los padres de Akburen Pakistán, ya no pueden hacer nada por su hijo, pero imploran ayuda para los niños del mundo. Estamos en la última milla, cuando las energías se están agotando y el esfuerzo debe ser más grande. Invito a todos los rotarios del Distrito 4281, a destacarnos el 24 de octubre, haciendo presencia en las comunidades y a realizar campañas de recolección de fondos, para la erradicación de la Polio.

Para resaltar, la variedad de programas de recaudación de los clubes: alcancías, chanchitos, venta de la rosa rotaria, vinos, delantales, ropa, artesanías, pines, botellas de agua, café molido…etc. Estamos comprometidos con los programas de la Coordinación de la Zona 25 A de Imagen Pública, destinados a la recaudación de recursos para la polio.

Fernando Escobar Prieto, invita a ver, en los canales de la televisión colombiana, el mensaje cívico, sobre la “polio” (oct.15 a   nov.15). Felicitaciones.

Registra la actividad rotaria, para el polio, en el siguiente link

Cambio Junta Directiva 2018-2019

El Cambio de Junta Directiva se realizo el dia sabado 7 de Julio a la 1pm, en el restaurante Daniel , en la ciudad de Bogotá, con una reunion de todos los socios.

La ceremonia Formal se llevo a cabo de acuerdo a todos los protocolos rotarios como los himnos Nacional y Rotario, imposicion de escudos: Past-president, Presidente, Secretario, Tesorero, y Macero, tambien menciones de honor a socios sobresalientes y obsequio de parte del Club a la presidente saliente.

La nueva Junta directiva quedo integrada de la siguiente manera:

Presidente:  Javier Orlando Roncancio Bustos

Vice- presidente: Juan Guillermo Restrepo

Secretario: Pedro Mejía Sandoval

Tesorero: Hector Ramírez

Macero: Pedro Nel Aristizábal

Yeo: Carlos Ernesto Zamudio

Directora de Proyectos: Alba Marina Cristancho

 

 Presentación y celebracion cumpleaños de intercambista Jane Ludwing

El día  28 de noviembre del 2016 en la reunión Rotaria del Club Bogotá Multicentro, nuestra intercambista Jane Ludwing hizo la presentación de su país en Hotel Dann Norte. También se le celebró su cumpleaños. Agradecemos a Jane por su presentación, muy informativa en español. Feliciddes Jane, que disfrutes vacaciones con tu familia colombiana. 

Ese ensayo de William Ospina es de los escritos más inteligentes que he visto sobre La Paz/ procesos de Paz. AL FINAL William Ospina

Después de una Guerra de 50 años, es tarde para los tribunales

Si hubo una guerra, todos delinquieron, todos cometieron crímenes, todos profanaron la condición humana, todos se envilecieron. Y la sombra de esa profanación y de esa vileza cae sobre la sociedad entera, por acción, por omisión, por haber visto, por haber callado, por haber cerrado los oídos, por haber cerrado los ojos.
Si para poder perdonar tienen que hacer la lista de los crímenes, hagan la lista de los crímenes. Pero esas listas sólo sirven si son completas, y quién sabe qué ángel podrá lograr el listado exhaustivo.
Ya comete un error el que trata de convertir en héroes a unos y en villanos a los otros. Lo que hace que una guerra sea una guerra es que ha pasado del nivel del crimen al de una inmensa tragedia colectiva, y en ella puede haber héroes en todos los bandos, canallas en todos los bandos, en todos los bandos cosas que no merecen perdón.
Y ahí sí estoy con Cristo: hasta las cosas más imperdonables tienen que ser perdonadas, a cambio de que la guerra de verdad se termine, y no sólo en los campos, los barrios y las cárceles, sino en las noticias, en los hogares y en los corazones.
Pero qué difícil es pasar la página de una guerra: la ciudadanía mira en una dirección, y ve crímenes, mira en sentido contrario, y ve crímenes.
Es verdad. La guerra ha durado 50 años: de asaltos, de emboscadas, de bombardeos, de extorsiones, de secuestros, de destierros, de tomas de pueblos, de tomas de cuarteles, de operaciones de tierra arrasada, de tomas de rehenes, de masacres, de estrategias de terror, de cárceles, de ejecuciones, de torturas, de asesinatos voluntarios, de asesinatos involuntarios, de minas, de orfandades, de infancias malogradas, de bajas colaterales, de balas perdidas. Medio siglo de crímenes a los que nos toca llamar la guerra.
Pero cuando las guerras no terminan con el triunfo de un bando y la derrota de otro, cuando las guerras terminan por un acuerdo de buena voluntad de las partes, no se puede pretender montar un tribunal que administre justicia sobre la interminable lista de horrores y de crímenes que, hilo tras hilo, tejieron la historia.
Lo que hay que hacer con las guerras es pasar la página, y eso no significa olvidar, sino todo lo contrario: elaborar el recuerdo, reconciliarse con la memoria. Como en el hermoso poema “Después de la guerra”, de Robert Graves, cuando uno sabe que la guerra ha terminado, ya puede mostrar con honor las cicatrices. Y hasta abrazar al adversario.
Y todos debemos pedir reparación.
Hay una teoría de las víctimas, pero en una guerra de 50 años ¿habrá quién no haya sido víctima? Basta profundizar un poco en sus vidas, y lo más probable es que hasta los victimarios lo hayan sido, como en esas historias de la violencia de los años 50, donde bastaba retroceder hasta la infancia de los monstruos para encontrar unos niños espantados.
También eso son las guerras largas: cadenas y cadenas de ofendidos. Por eso es preciso hablar del principal victimario: no los guerrilleros, ni los paramilitares, ni los soldados, colombianos todos, muchachos de la misma edad y los mismos orígenes, hijos de la misma desdicha y víctimas del mismo enemigo.
Un orden inicuo, de injusticia, de menosprecio, de arrogancia, que aquí no sólo acaba con las gentes: ha matado los bosques, los ríos, la fauna silvestre, la inocencia, los manantiales.
Un orden absurdo, excluyente, mezquino, que hemos tolerado entre todos, y del que todos somos responsables. Aunque hay que añadir lo que se sabe: que todos somos iguales, pero hay unos más iguales que otros.
Enumeren los crímenes, pero eso no pondrá fin al conflicto. La guerra, más que un crimen, es una gran tragedia. Y más importante y urgente que castigar sus atrocidades es corregir sus causas, unas causas tan hondas que ya las señaló Gaitán hace 80 años.
Por eso se equivoca el procurador pidiendo castigo sólo para unos, y se equivocan los elocuentes vengadores, señalando sólo un culpable, y se equivoca el expresidente que sólo señala las malas acciones de los otros, y se equivoca el presidente, que habla como si, precisamente él, fuera el único inocente.
Señores: aquí hubo una guerra. Y aún no ha terminado.
Y no la resolverán las denuncias, ni los tribunales, ni las cárceles, sino la corrección de este orden inicuo, donde ya se sabe quién nació para ser mendigo y quién para ser presidente.
Si, como tantos creemos, es la falta de democracia lo que ha producido esta guerra, sólo la democracia puede ponerle fin.
Al final de las guerras, cuando estas se resuelven por el diálogo, hay un momento en que se alza el coro de los vengadores que rechaza el perdón, que reclama justicia.
Pero los dioses de la justicia tenían que estar al comienzo para impedir la guerra. Cuando aparecen al final, solo llegan para impedir la paz.

Enriquecer nuestra amistad a través del trabajo con la Comunidad